Análisis de “El Gran Pez” (2003), Tim Burton

  • 16
    Abril
    2014

    Análisis de “El Gran Pez” (2003), Tim Burton

    18.30 a 20.30

En el conmovedor filme Big Fish, el director Tim Burton (Batman, Edward Scissorhands), lleva su inigualable imaginación en un viaje que profundiza en una relación entre padre e hijo. Edward Bloom (Finney) siempre ha contado cuentos fantasiosos sobre su descomunal vida de joven (McGregor), cuando sus ganas de conocer el mundo lo llevaron en un inimaginable recorrido desde un pequeño pueblo en Alabama, alrededor del mundo, y de regreso. Sus míticas hazañas pasan de lo encantador a lo delirante mientras teje relatos extraordinarios sobre gigantes, tormentas de nieve, una bruja, y unas cantantes siamesas. Con sus historias de proporciones épicas, Bloom fascina a casi todos con los que se topa, excepto a su hijo Will (Cruddup), con quien no tiene una relación estrecha. Cuando su madre, Sandra (Lange), intenta reunirlos, Will debe aprender a separar los hechos de la ficción para aceptar las grandes proezas y caídas de su padre.